Pacto con el Diablo

Pacto con el Diablo

$92.00

¿Cómo se juega? Devir TV

Nº de jugadores:

Tiempo de juego: Una tarde

Complejidad:

Características: ,

Idioma:

Editorial:

¡Si compras este producto ganarás 92 puntos! ¡Por valor de $4.60!

Hay existencias ¡Aprovecha!

Categorías: ,

Comparte este producto

De las cenizas de la edad media florecen 4 prósperos reinos, que crecen y compiten en busca de grandeza. Dos de ellos están gobernados por meros mortales, atrapados entre sus ansias de poder y la necesidad de complacer a la Iglesia; otro está comandado por un sectario que ya ha caído en la tentación y el último por el mismísimo diablo. Unos necesitan recursos para ganar. Otros, pedazos de tu alma. ¿Hacemos un trato?

Obra de Matúš Kotry, autor del célebre Alquimistas, y con arte de David Cochard, Pacto con el diablo es un juego pensado para un grupo de exactamente 4 jugadores, a partir de 14 años, que ofrece partidas de unos 120 minutos. Con mecánicas de roles ocultos, gestión de recursos, deducción y construcción de motores, Pacto con el diablo reta a los jugadores a negociar sabiamente para lograr la mayor cantidad posible de puntos.

No hay un solo camino hacia el éxito, por eso cada jugador puntuará de formas distintas y empezará la partida con un número de recursos variables, según su identidad oculta. De hecho, una de las claves del juego consiste en mantener las identidades de los jugadores en secreto, como mínimo durante los primeros turnos. Para garantizar el anonimato y el buen desarrollo de los tratos, se usa una aplicación gratuita que escaneará el cofre personal de cada jugador y así os aseguraréis que en ningún momento se mezclan los roles.

A lo largo de la partida, los jugadores tratarán de conseguir recursos básicos (madera, piedra y trigo), recursos valiosos (mármol y vidrio) y monedas para construir edificios, contratar cortesanos y alcanzar importantes logros. No siempre dispondrás de todos los recursos que necesitas, así que podrás hacer tratos con los jugadores y endeudarte para costear tus gastos.

Mientras administras tu reino, también deberás cuidar de tu reputación. ¡Para gobernar hay que dar ejemplo! Algunos eventos y la construcción de ciertos edificios relacionados con la alquimia pueden afectar negativamente a tu reputación. Por si no fuera poco, tras algunas rondas habrá una caza de brujas: ¡Aquí huele a magia negra! En este punto, los jugadores votarán y quien reciba dos o más votos será interrogado. En este punto, deberá mostrar la pureza de su alma. Si no puede hacerlo (mostrando 3 pedazos de alma), será penalizado.

Durante la fase de comercio, los jugadores podrán ofrecer a ciegas recursos a cambio de dinero. El Diablo tentará a los mortales con bienes a cambio de una parte de su alma, mientras que la naturaleza del sectario es vender su alma fácilmente, pues ganará puntos si se entrega en cuerpo y alma a Lucifer. Pero mucho cuidado con hacer alarde de lo bien que te van las cosas, pues eso puede despertar el interés de la Inquisición. Y es que además de la caza de brujas, el Santo Tribunal también persigue las fuerzas del mal. De nuevo, los jugadores deberán mostrar su alma si quieren evitar la ira de la Inquisición. También pueden tratar de sobornar a sus eminencias… Por un módico precio, harán la vista gorda. Por último, los jugadores mortales y el sectario tratarán de adivinar los roles de sus oponentes para ganar algunos puntos extra.

Pacto con el Diablo es un juego muy temático, que a su vez es exigente. Todo un reto que encantará a los amantes de títulos de la escuela checa (Alquimistas, Through the ages, Las ruinas perdidas de Arnak…). Hacer buenos tratos será tan importante como saber en qué gastar los recursos, mientras hacéis lo posible para mantener la reputación y la Inquisición a raya. ¿Hasta qué punto estás dispuesto a mantener intacta tu alma?

Información adicional

Peso 2 kg